PRÓLOGO POR EL
APÓSTOL G. MALDONADO

 

Primeramente, quisiera expresar el privilegio y la bendición que considero el poder respaldar y dar el prólogo a uno de mis hijos espirituales, sobre todo, cuando inicia su primer libro.
También, considero una bendición saber que no sólo yo puedo escribir libros, sino que la unción que fluye a través de mi vida es para ellos igualmente. Y pues, me regocijo en darle
el prólogo y con él mi respaldo.
Esta obra aborda un tema que muchos ignoran, pero cuyo conocimiento todos necesitan. Muchas

personasse desesperan por casarse, sin entender qué es el matrimonio. El pastor Ordóñez enseña con claridad acerca de cómo encontrar nuestra pareja, lo cual considero de vital importancia. ¡Cuántas personas se casan sin saber lo que buscan ni para qué lo buscan! Es más, la mayor parte de las personas se casan buscando que la otra persona las haga feliz, y éste es el principal camino al fracaso de la pareja. También, el libro nos habla de una identidad firme, que la persona antes de decidir casarse, debe conocer quién es, su identidad, y llegar a ser feliz sin la ayuda de nadie más que de Dios.
Otro tema que yo considero de suprema importancia en este libro, es el del sexo. En nuestra sociedad moderna, se ha llevado esta práctica a diversos extremos, y esta obra cumple la función de señalar y describir exactamente cómo tener una vida sexual saludable y dentro del matrimonio. Esto nos lleva al siguiente punto: entender qué es el matrimonio. Hoy en día, los jóvenes están como aquel aprendiz de piloto que todavía no sabe volar, pero se sube a una avioneta y, una vez en el aire, comienza a leer las instrucciones para ver qué debe hacer para
girar, para bajar la velocidad, para elevarse, para descender aterrizar, con lo cual termina estrellando el avión. Este libro cumple la función de manual de vuelo para matrimonios, con contenidos como: las cualidades indispensables a buscar en la persona con quien casarse, cómo conocer el corazón, la importancia de olvidar el pasado, de sanar las heridas emocionales antes de emprender el vuelo. Si Cristo no ha sanado esas heridas, esta persona le hará la vida miserable a su cónyuge, porque
la persona con heridas emocionales va al matrimonio buscan o sanar su corazón, buscando que la amen, buscando que la hagan feliz, y no buscando hacer feliz a otra persona… Es más, muchas personas se han divorciado por causa del mal carácter del cónyuge, y el producto del mal carácter son las heridas que las personas llevan por dentro.
El pastor Edgar, finalmente, presenta un consejo a los jóvenes y a aquellos que, habiendo estado anteriormente casados, desean casarse otra vez (con esto, no estamos apoyando el divorcio, sólo dando un consejo a quienes, por alguna razón, han vuelto a quedar solteros), para que no se precipiten, si no que busquen la dirección de Dios en cuanto a la persona con la cual se casarán, a buscar que el Espíritu de Dios sea quien traiga a esta persona.
El que tiene entre sus manos es un libro muy completo, que enseña a los solteros a conocer su identidad, a encontrar su pareja, a entender el matrimonio, a buscar las cualidades necesarias y, sobre todo, a conocer el corazón de su cónyuge. Nadie puede hacer esto en sus fuerzas si no a través del amor de Dios y de la dirección del Espíritu Santo.
La dirección de Dios para mi vida ayudará a muchos jóvenes que están buscando su pareja, y creo que es algo necesario en el cuerpo de Cristo, porque hay una alta tasa de divorcios dentro del mismo. Este libro los ayudará y guiará a tomar la decisión correcta y a encontrar la pareja correcta. Recomiendo, enfáticamente, este libro cuya virtud cambiará
vidas y guardará a jóvenes y adultos de grandes errores futuros.
¡Bendiciones!

 

 

Todo lo recaudado por la venta del libro sera donado a Brazos de Amor

 

Autor: Pastor Edgar Ordoñez
Pastor de la Iglesia El Rey Jesus Hialeah
Ubicada en:
8833 N.W 107 St.
Hialeah gardens, FL 33018
Telefono: (305)364-0200

Visite Nuestro Website

 

Copyright ©2008 ERJ Hialeah. -All rights reserved.